#RoadToValencia – La cronica

Todavía con las piernas entumecidas me pongo a teclear la crónica de uno de esos eventos que recordaré durante mucho tiempo. Inolvidable cita en lo deportivo y en lo personal, acompañado de un cuarteto genial con el IMG_20151114_202415que he pasado un finde para enmarcar.

Como decía la semana pasada, llegaba a la cita preparado,
bien entrenado, mentalizado y motivado al 100%. Nada podía fallar, todo estaba bajo control… todo? seguro? Pues no. Antes de empezar la carrera dos chinitas en mi zapato pudieron arruinar mi maraton.

  • El viernes y el sábado por la mañana nos pateamos valencia, la feria del corredor y algunas idas y venidas alrededor del piso en el que IMG_20151113_132902estábamos alojados. Demasiadas caminatas y demasiado tiempo de pie. Por suerte el sábado tarde nos juntamos en casa para ver una peli, piernas arriba… pero por la noche notaba molestias en los
    gemelos. Mal empezamos…

    • Lección nº1: el turismo después de correr, hay que planificar todo bien para llegar lo más descansado posible.
  • El segundo contratiempo me vino de la manera más imprevista. Estando en el cajón de salida, calentando mientras esperabamos el momento de empezar a correr, mi reloj gps decide ponerme las cosas dificiles y deja de funcionar. HORROR!! Me quedaba sin información propia sobre los kilometros recorridos, el tiempo total, el ritmo… Ay madre que mal pinta esto!!
    • Lección nº2: hasta la tecnología más puntera puede fallar, nunca está de más llevar un sencillo reloj de esos de 10euritos para al menos llevar el tiempo

Por suerte, mantuve la calma y como iba a salir con Aitor pegados a la liebre de 3h30, podría tener esa doble referencia para orientarme. Plan B en marcha.

Pero empezó la carrera y las cosas se siguieron torciendo. La liebre salía muy por delante nuestro (mucho), tanto que no la tuve a la vista en ningún momento del recorrido. Por su parte Aitor no tuvo su día y a partir del km5 se empieza a quedar atrás y antes del 10 me quedo solo.

Tocaba buscar un Plan Cveamosvoy a seguir un rato a este chico de camiseta negra que parece que puede ir a mi ritmo. Despues de observarle un rato, me acerco sigilosamente y le pregunto “oye a que ritmo vas? objetivo de marca?”  BINGO! Está corriendo a 5min/km para intentar acabar en 3h30min… “pues me voy a pegar a ti un ratito”.

Estoy en el kilometro 12 aproximadamente, los gemelos ya los noto cargados, con la única referencia del reloj de ese chico de negro y por delante todavía 30km…

En el paso por la media maratón el de negro me dice que vamos por debajo de 1h45. Vamos bien. La animación del publico sigue siendo tremenda, comparable a lo que se monta en la Behobia. De diez!!

Momento inolvidable. Kilometro 24 o 25… nos acercamos a uno de los puntos de animación y suena la cancion Madre Tierra de Chayanne… Oye / Mira hacia arriba / … me animo a bailar con los brazos … Disfruta las cosas buenas que tiene la vida… y las lagrimas que empiezan a salir de mis ojos al acordarme de Hugo y mi payasita. Calma tio, calma!! Hay que contenerse que todavía queda un trozo!! La magia del maratón que empieza a florecer. Las emociones en lo más alto.

Kilometro 30, sigo a rebufo de mi ManInBlack. Sigue con un ritmo estable como luego pude comprobar al ver los tiempos de paso y de repente noto algo raro en la planta del pie derecho, chof. chof. chof… Echo una mirada y veo que he pisado un envase de un gel y se ha quedado pegado a la suela de mis Adidas. Wilson Floats AwayMe detengo apenas unos segundos para quitarlo, los suficientes para perder de vista a mi guía. En ese momento me siento como TomHanks en Naufrago cuando su querido Wilson se aleja de él en medio del océano.

El Plan C muere, pero me ha servido para llegar dentro de lo previsto a las puertas de esa temida zona donde dicen que de verdad empieza el Maratón. Llega el momento más delicado, esa parte final donde tantos maratonianos se han chocado con un muro que ha destrozado sus sueños.

Km33. Dientes apretados. Mirada fija en la línea azul. Eliminando esfuerzos inútiles, manteniendo la mente en positivo, sin saber cual era mi ritmo pero ayudándome de los relojes de las farmacias para hacerme una idea. En el 36 pregunto a un grupo de valencianos. Uno de ellos me dice que van para 3h30min, que llegamos seguro. Me vengo arriba antes de tiempo y les dejo atrás… un rato más tarde me vengo abajo de nuevo y a la altura del 38 son ellos los que me dejan atrás. Mi ritmo decae peligrosamente, mis cuadriceps se quejan cada vez más alto pero no les doy tregua; tengo sed, he bebido en el 35? no lo recuerdo… cuanto falta para el siguiente avituallamiento? El ruido de la gente es ensordecedor. No deja de pasarme gente que vuela camino de meta y al mismo tiempo adelanto a muchísima gente que ya solo puede andar. Esto se me está haciendo eterno… He pasado ya el 39? Cuando llega ese puto avituallamiento? Agónicos kilómetros.

Giramos a la derecha y… ALELUYA!! Veo la señal del km40 y al poco el ansiado avituallamiento… y al fondo veo la cúpula del Reina Sofia. El final está cerca, ya no se escapa!! El pasillo de gente animando se va estrechando, dejando apenas dos metros para los agotados corredores. Muchísima animación, publico entregado, impresionante!!

Dos mil metros que pasan volando a paso de tortuga, mezcla de dolores, fatigas, ruido, foto metasudor. Y llegan los últimos metros sobre esa mágica pasarela azul… macedonia de sentimientos, ilusiones, sueños…  Cruzo la meta con los brazos en alto, gritando a lo bestia; metros más adelante la emoción se desata y las lagrimas vuelven a humedecer mis ojos. Me cuelgan del cuello la deseada medalla como guinda al #RoadToValencia.

Agotado me arrastro hasta el piso a lo Walking Dead. Emocionante llamada a casa, IMG_20151115_215057responder las felicitaciones de todos esos que siguieron nuestras zancadas online… y a celebrarlo con el resto de la expedición. Paella, cerveza, risas,
terrazas en las que revivir con ellos cada kilómetro, cada zancada, poniendo fechas para los siguientes retos…

La magia del Maratón no tiene truco.

IMG_20151115_164829

diploma finisher

 

Anuncios

5 comentarios en “#RoadToValencia – La cronica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s